22/10/2020 - 27/10/2020

Claves para la rentabilidad del Almendro y el Pistacho

Forum Almendro & Pistacho 2020

“Los precios no se recuperarán hasta que no vuelva a producirse un equilibrio entre oferta y demanda”

Entrevista a Josep Moragas, Director Comercial de Unió Nuts

David Pozo22/10/2020

El sector del almendro vive momentos dulces en los últimos años. Aunque los precios han bajado a la mitad tras llegar al mercado las grandes cosechas pronosticadas hace años cuando muchos productores decidieron plantar o reconvertir sus explotaciones, este cultivo sigue contando con mucho recorrido. Josep Moragas, director comercial de la mayor cooperativa de segundo grado española de frutos secos, Unió Nuts, nos ofrece su visión de hacia donde puede dirigirse la producción y también la comercialización en un sector que también tiende a la concentración empresarial. Unió, con casi 200 cooperativas asociadas, cerró la última campaña habiendo comercializado 6.841 t y facturado 54,36 M€, un 10% más que la anterior, y actualmente exporta más de un 60% de su producción.

foto

¿El desplome de los precios de la almendra en la campaña actual es una situación coyuntural o estamos ante un cambio de tendencia que se podría prolongar a corto y medio plazo? ¿Qué factores han motivado en todo caso este movimiento a la baja del mercado?

El principal motivo del descenso de los precios ha sido el aumento de la oferta, debido a unas grandísimas cosechas en California y en España. Y ese aumento de la producción se ha producido, principalmente en España, porque las plantaciones con variedades modernas que se han ido implantando en los últimos diez años están empezando a producir a pleno rendimiento. Ese es el motivo por el cual este año contamos con entre 95.000 y 110.000 t, el doble de lo que representaba muy buena cosecha hace tan solo cinco años. La producción, en consecuencia, ha avanzado muchísimo más rápido que no la comercialización. Eso significa que tendremos un periodo de entre 2 y 3 años en que el escenario seguirá siendo el mismo, hasta que se produzca un equilibrio entre oferta y demanda. Al abaratarse aún más el precio de la almendra, ésta ganará en competitividad frente a otros frutos secos a la hora de entrar en diferentes matrices alimentarias.

Eso no significa que volvamos a convivir con precios que tuvimos hace 5 años, con la almendra llegando a los 8 €/kg. Pero sí que podría rondar los 4,5 €, que teniendo en cuenta los costes de producción actuales de las plantaciones modernas sería un precio muy bueno, aunque también se podría defender en las plantaciones tradicionales.

¿Recomendaría ahora a un agricultor esperarse a plantar almendro?

Seguramente le recomendaría que plantase ahora y que así estuviese preparado para cuando se produzca ese equilibrio del mercado dentro de tres o cuatro años. Además, hablar simplemente de almendra resulta demasiado genérico. Actualmente estamos viviendo un momento muy complicado con las variedades 'Marcona' y 'Largueta', mercados que prácticamente han desaparecido. El sector no cuenta ahora mismo una referencia respecto al precio de la 'Marcona' porque no se han realizado transacciones comerciales, aunque su precio orientativo rondaría los 6 €, es decir, un diferencial de dos euros respecto a las variedades modernas de floración tardía. Se trata de una diferencia muy importante como para plantearse, en las zonas indicadas, seguir plantando una variedad muy apreciada y que puede ofrecer pingües beneficios. Lo mismo ocurre con la variedad 'Largueta', común en la zona del Valle del Ebro y muy apreciada en el mercado, con diferenciales superiores a los 70 céntimos de euros. Ambas son variedades que se deben tener muy presentes, porque cuentan con demanda en el mercado y porque necesitamos diferenciales defendibles en el mercado, algo que con los dos euros de la 'Marcona' resulta actualmente imposible.

Otra gran salida para las plantaciones tradicionales es su reconversión en ecológico, sobre todo aquellas plantadas por encima de los 600 metros de altitud que no sufren demasiado el problema de las enfermedades. La almendra ecológica cuenta en el mercado con un diferencial respecto a la convencional de 5€/kg, que de momento se sigue defendiendo en el mercado gracias a la entrada de demanda procedente de nuevos países europeos, entre ellos Alemania, Francia y España, y la irrupción en el mercado de EEUU, además de la aparición de alimentos nuevos a base de almendra orgánica.

foto

¿El sector español de la almendra debe acometer cuanto antes esa reconversión técnica y varietal para lograr ser más competitivo frente al resto de países productores? ¿En qué aspectos en concreto cree que existe un mayor margen de mejora?

El lobby americano ha convertido sus almendras en una 'commodity' conocida ampliamente en todo el mundo y tratadas como tal. España, con una producción quince veces menor, ha de procurar poner el foco, desde el punto de vista agronómico, a unos nichos determinados, como puede ser el caso de la 'Largueta' para los grajeados o la 'Marcona' para fritos y salados. Desde la parte industrial hemos de fijarnos, por ejemplo, en temas muy apreciados por los clientes, como pueden ser la responsabilidad social o la sostenibilidad del producto. No dejan de ser sellos  en el envase, pero son acciones a las que en España podemos amoldarnos, mientras que los productores americanos ni siquiera quieren entrar estos aspectos. En cambio, la industria española sí que está preparada para poder ofrecer esa respuesta al mercado. Grandes multinacionales europeas del sector alimentario no están comprando almendra americana porque no les firman los estándares que ellos solicitan.

¿En qué aspectos en concreto cree que existe un mayor margen de mejora? ¿Sigue siendo en el marketing y la innovación?

Nuestra misión es estar siempre atentos a las necesidades del mercado y a un consumidor cada vez más exigente. La innovación tecnológica en equipos y el desarrollo de nuevos productos juega un papel fundamental para aumentar el valor de nuestro negocio y ofrecer más calidad y seguridad. En UNIÓ Nuts estamos firmando especificaciones de una cáscara por tonelada, una cifra que hace veinte años era impensable, era cuando estos procesos se realizaban de forma manual. Ahora disponemos de una maquinaria de selección óptica muy avanzada y que sigue desarrollándose, incorporando, por ejemplo, la espectrometría en línea del fruto. Antes el secado de la almendra se hacía con unos tambores que le daban una sabor a ahumado, en cambio hoy se hace con aire forzado en unos tostadores muy homogéneos que permiten una calidad excelente del producto.

A nivel de producto, la innovación pasa por incorporar almendra a nuevas matrices alimentarias como ha ocurrido en el segmento de las bebidas vegetales. Cereales, quesos, cremas para untar, etc., pueden ver cómo mejoran sus sabores y la salud con la incorporación como ingrediente de almendra. Ese es el trabajo de los equipos de I+D+i y de márqueting de nuestros clientes. Y me consta que los líderes están en esa senda. Nuestra misión es acompañarles con nuestro 'know how' del fruto seco.

foto

¿Considera que el modelo cooperativo sigue siendo el más adecuado para la producción, procesado y comercialización de la almendra en España?

Existen mucho tipos y tamaños de cooperativas, siendo un modelo que ha aportado beneficios a los productores, pero algunas de ellas se han quedado anquilosadas. Si una cooperativa recoge, almacena, limpia, seca y acondiciona la almendra para el siguiente proceso, puede ser competitiva y tener beneficios. En cambio, el proceso de descascarado, repelado, tostado y posterior comercialización del producto solo está al alcance de grandes cooperativas, cuyo tamaño ha de ser cada vez mayor. En UNIÓ hemos pasado en la última década de 90 a 186 cooperativas asociadas y seguimos con el proceso de incorporación. Es la única forma de ser muy competitivos y de poder satisfacer a grandes clientes. Para ello son necesarias plantillas con un gran número de profesionales y equipos de última generación con inversiones que pueden rondar el medio millón de euros por máquina. Todo ello nos aboca a un proceso de concentración, donde debe haber una clara diferencia entre quien consolida el producto del campo en sus instalaciones y los que lo transformamos. Hay espacio para tres o cuatro grandes corporaciones de este tipo en toda España y no para treinta o cuarenta, y lamentablemente hemos contado con claros ejemplos de cooperativas de primer grado que han fracasado cuando han querido realizar todo el proceso.

Es la región de España que concentra la mayor superficie de cultivo con más de 30.000 hectáreas

Castilla-La Mancha invierte en la mejora de la sanidad vegetal en el cultivo de pistacho

Redacción Tierras20/10/2020

En apenas un año de la puesta en marcha del proyecto que se desarrolla entre el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF), tres asociaciones cooperativas de pistacheros de la región y la asociación Ecovalia, se ha avanzado en el diseño de nuevas estrategias en la lucha biológica ante las plagas que afectan a este cultivo leñoso tan rentable.

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural está impulsando la innovación en materia de sanidad vegetal en el sector del pistacho con un proyecto pionero que se realiza a través del IRIAF junto con asociaciones de cooperativas de Ciudad Real y Toledo y la asociación Ecovalia y que cuenta con las ayudas del Gobierno regional puestas a disposición para este fin en la pasada convocatoria para poder llevar a cabo un proyecto pionero, junto con, además, apoyo europeo a través de los fondos Feader y del ministerio.

Este proyecto, que comenzó hace algo más de un año y cuyo periodo de desarrollo se extiende hasta 2023 se está desarrollando a través del grupo de trabajo de cultivos leñosos del Centro de Investigación Agroambiental “El Chaparrillo” -centro asociado al IRIAF- junto a la Sociedad Agraria de Transformación Ecopistacho de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), la SAT Pistamancha de Manzanares (Ciudad Real) y la SAT El Campo de Villacañas (Toledo), ya ha comenzado a dar resultados.

foto
Este año se van poner a disposición del sector un total de 1,5 millones de euros para proyectos piloto de innovación en esta CC AA.

Primeros avances en el control de plagas del pistachero

Así, se están desvelando aspectos interesantes sobre el control y biología de las principales plagas que afectan al cultivo del pistachero en España. Se trata, en concreto, de la clitra (Labidostomis lusitanica) y la psila (Agonoscena spp). En este sentido se han ensayado diversos productos fitosanitarios ecológicos novedosos, estando su evaluación en la fase inicial del proceso.

En el caso de la psila, además, se ha identificado la presencia de varios insectos parasitoides que de forma natural contribuyen a la reducción de los niveles de esta plaga. Estos parasitoides abren una nueva vía para su uso como insectos beneficiosos en la lucha contra esta plaga del pistacho. Para las otras dos principales plagas que afectan a la calidad del fruto, las chinches y la polilla de almacén, se han efectuado trabajos de seguimiento, muestreo y valoración de daños.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado la importancia de seguir apostando por la I+D+i con fondos públicos, recordando que este año se van poner a disposición del sector un total de 1,5 millones de euros para proyectos piloto de innovación.

Actualmente Castilla-La Mancha es la región de España que concentra la mayor superficie de cultivo de pistacho, con más de 30.000 hectáreas de las 40.000 en el territorio nacional y una producción media superior a las 2.000 toneladas, a pesar de contar con plantaciones todavía muy jóvenes.

Calculan el consumo de agua de los árboles para diseñar sistemas de riego de precisión

20/10/2020

Un equipo de investigación conjunto de la Universidad de Córdoba y el Instituto de Agricultura Sostenible del CSIC en Córdoba trabaja desde hace muchos años en distintos proyectos para mejorar la gestión del agua y maximizar la productividad de cultivos arbóreos como el olivar, el almendro y los cítricos. Una de sus líneas de trabajo se basa en el hecho de que cuando falta agua, los árboles transpiran menos, se calientan, y acaban produciendo menos.

En su última investigación, han estudiado cómo un indicador llamado Índice de Estrés Hídrico del Cultivo o 'Crop Water Stress Index' en inglés (CWSI), basado en detectar el aumento de temperatura de los árboles con estrés hídrico, se relaciona con el consumo de agua relativo de una plantación arbórea. El consumo de agua o transpiración de los árboles es muy difícil de medir mientras que la temperatura del árbol se mide fácilmente con sensores remotos, similares a los que hoy día se usan en la pandemia para detectar personas con fiebre. En su último trabajo, este grupo ha demostrado experimentalmente por primera vez que existe una relación entre la transpiración relativa y el CWSI en almendro. De esta forma, el agricultor podría conocer en cada momento si los árboles están consumiendo agua al 80-90% de su capacidad, lo que quiere decir que está dentro de un nivel óptimo, o si tienen mucho estrés y necesitan con urgencia un nueva aportación de agua.

foto
El almendro es uno de los cultivos incluidos en el estudio de la UCO y del IAS.CSIC.
“Este indicador, el CWSI, tiene la ventaja de que el consumo relativo de agua puede determinarse mediante teledetección, empleando drones o aviones tripulados y se puede obtener un mapa de la transpiración de las distintas zonas de la plantación. En el futuro seguramente se podrán utilizar satélites para hacerlo con precisión en grandes plantaciones”, explica Elías Fereres, catedrático emérito del Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba y uno de los integrantes del equipo de investigación, que ha sido liderado por Victoria González Dugo del Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Esos mapas de CWSI permitirían, por tanto, regar de manera diferente distintas partes de la zona de cultivo en función del nivel de agua que necesite en cada momento, maximizando así la producción con los recursos hídricos mínimos necesarios o con los que se disponga en ese momento. Esta investigación se enmarca dentro de la técnica conocida como riego de precisión, un nuevo sistema que emplea las tecnologías más avanzadas para realizar un riego óptimo, suministrando el agua precisa en cada zona del huerto y evitando pérdidas. “El objetivo es que se use el agua de forma eficiente y se aplique donde más falta hace”, apunta Elías Fereres.

Aunque el trabajo se ha realizado en plantaciones de almendros, esta investigación podría ser extensible a otros cultivos arbóreos como el olivar, muy importante para la economía de la comunidad andaluza que es castigada en muchas ocasiones por periodos de escasez de agua.

Un proyecto relacionado en el que trabaja el grupo está liderado por el catedrático Francisco Villalobos de la Universidad de Córdoba. Se trata del proyecto Olive-Miracle, que tiene como objetivo el desarrollo de un modelo para pronosticar el comportamiento del olivo ante el cambio climático, lo que permitiría disponer de más información para la toma de decisiones del sector en un futuro.

Los productores de almendra de la Comunitat Valenciana perderán este año una media de 800 €/ha

15/09/2020

Un estudio elaborado por LA UNIÓ de Llauradors revela que los productores de almendra de la Comunitat Valenciana dejarán de ingresar esta campaña una cantidad que ronda los 50 millones de euros, como consecuencia del aumento de los costes de producción y la bajada de los precios. La superficie dedicada al cultivo de almendro actualmente en la Comunitat Valenciana es de 56.367 hectáreas, de las que más del 80% se sitúan en zonas de secano.

Los costes de producción para los agricultores valencianos en una explotación profesional de secano se han elevado un 25% hasta una cantidad de 1,30 €/kg/cáscara, debido a que la climatología provocó una mayor incidencia de enfermedades en el cultivo y también a la mayor afectación de la fauna salvaje por el confinamiento. Al igual que en otros cultivos, el clima irregular de finales de invierno y principio de primavera ha afectado a los almendros.

El exceso de humedad y las lluvias continuadas han incrementado considerablemente las dolencias fúngicas que provocan defoliación y caída de fruta. La monilia, el fusicocium, la lepra, la mancha ocre o el cribado de la almendra han estado presentes en muchas explotaciones y los tratamientos tienen que ser más frecuentes que los habituales en otros años. Este incremento de tratamientos, muchas veces pospuestos por las continuas lluvias o por la imposibilidad de acceder a la finca ante la humedad del terreno, ha supuesto este considerable aumento de los costes de producción.

En el estudio de LA UNIÓ se determina que más del 80% de los gastos corresponden a costes fijos de la explotación y el resto se corresponden a costes variables. Entre los variables, el 45% es de gastos fitosanitarios -por el incremento del número de tratamientos-, casi el 15% es de las labores de labrado, un poco más del 10% al abonado y el resto de los costes es de la poda y recolección.

Si tenemos en cuenta que el precio percibido por los agricultores es un 40% más bajo que en las mismas fechas del año pasado -la cotización del pasado 7 de septiembre en la Lonja de referencia de Reus fue de 2,90 €/kg (grano) y que el rendimiento medio es de 0,73 €/kg/cáscara), nos da que cada productor valenciano de almendras perderá está campaña 0,58 € por cada kg de almendra que produce, es decir unas pérdidas medias de 800 €/ha, lo que supone 50 millones de euros.

foto

LA UNIÓ destaca la necesidad de un plan de reconversión varietal y técnico del sector, con financiación suficiente, lo mismo que unas ayudas acopladas a las explotaciones tradicionales.

Plan de reconversión varietal y técnico del sector

Esta situación es totalmente insostenible y va a suponer, de continuar, el abandono de gran parte de los cultivos de almendro de secano, por lo que es vital que las distintas Administraciones tomen, en el marco de sus competencias, las medidas necesarias para paliar la situación.

En este sentido, entre las propuestas reclamadas por LA UNIÓ destaca la necesidad de un plan de reconversión varietal y técnico del sector, con financiación suficiente, lo mismo que unas ayudas acopladas a las explotaciones tradicionales. También apuesta por el fomento y promoción de la almendra autóctona, por mejorar y dar transparencia a la información real y diaria y por la erradicación de las prácticas especulativas y de aquellos especuladores que se aprovechan de la desesperación de los productores.

Pese a todas estas circunstancias, las importaciones de almendra de California en España siguen al alza y ya en el primer semestre de este año fueron superiores un 29% en volumen y un 16% en valor económico, ya que el precio medio de ésta, con una calidad organoléptica infinitamente inferior a la nuestra, ha sido de media un 22% superior.

Creada la primera lonja de almendro en Andalucía

31/08/2020

La organización agraria Asaja Córdoba ha informado de la creación de una nueva mesa de almendra en la lonja de contratación de productos agrarios de la Cámara de Comercio de Córdoba, la primera de Andalucía y en la que participan los sectores industriales, comerciantes, mediadores y agricultores de la almendra de distintos puntos de la comunidad autónoma, por lo que la participación es muy equilibrada.

foto
Participan los sectores industriales, comerciantes, mediadores y agricultores de la almendra de distintos puntos de la región andaluza.

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha explicado que esta lonja se une a las ya existentes de cereales u oleaginosas, así como a la de los cítricos, cuyo objetivo final es conseguir “claridad en los precios medios que se han producido en los últimos días en la almendra del Valle del Guadalquivir, de manera que no se produzcan desfases por parte de algún agricultor que no esté al tanto de la situación actual del mercado”.

En concreto, se cotizan tanto la variedad Belona, Soleta y la Floración Tardía Monovarietal, así como la Comuna Tradicional y la Ecológica, que es la que tiene más alto precio.

Fernández de Mesa precisó que el destino de la almendra cordobesa es principalmente Italia, Alemania, Francia y Estados Unidos, aunque “los precios este año están muy afectados como consecuencia de la importante crecida de producción por parte de California”.

En cuanto a la producción, se prevé que sea aproximadamente de unas 3.169 toneladas, frente a las 2.000 toneladas del año anterior, lo que supone un aumento de un 58 por ciento.

Este incremento se ha debido a la incorporación de nuevas explotaciones en producción de más de tres o cuatro años, siendo este año cuando se prevé un especial aumento de la cosecha “por la existencia de más hectáreas de almendro de más de cinco años”.

En concreto, la provincia cuenta con un total de 9.592 hectáreas, en comparación a las 6.256 hectáreas de 2019 y las 5.096 hectáreas de 2018, siendo las que están actualmente en producción un total de 2.902 hectáreas, según la información del Ministerio de Agricultura.

No obstante, aunque existe una mayor producción, ésta ha disminuido en relación con el incremento del número de hectáreas existentes en este año.

Consenso para poner orden en la clasificación de variedades de almendra española, por familias

Redacción laagriculturadigital.com20/02/2020

Unanimidad por parte del sector almendrero español en la clasificación de las variedades de almendra española, por familias, al objeto de unificar criterios tanto en su procesado como en la comercialización, para la mejora de la valorización tanto en mercados nacionales como internacionales así como la venta por parte de agricultores y cooperativas.

Las siguientes entidades de la cadena de producción, transformación y comercialización del sector de la almendra: AEOFRUSE- Española de OPFH de Frutos Secos y Algarrobas, ALMENDRAVE- Spanish Almond Board, ( COAG)- Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, Cooperativas AGRO-Alimentarias de España yDESCALMENDRA- Asociación Nacional de Descascaradores de Almendra , se reunieron, el pasado día 17 de febrero en la Escola de Capacitació Mas Bové, para llegar así a un consenso. Además, para su clasificación, se contó con la asistencia técnica del IRTA.- Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias.

Con el acuerdo alcanzado a lo largo de esta reunión, se ponen a disposición de lonjas nacionales y mercados internacionales las siguientes seis familias de almendras, clasificación realizada en función de su morfología: Lauranne Type (Lauranne, Ferragnes, Marta, Penta), Guara Type (Guara, Marinada, Vairo, Constantí), Marcona Type (Marcona, Belona, Antoñeta), Largueta Type (Largueta, Soleta), Valencias Tradicionales (Mix. Variedades Tradicionales) y Valencias Floración Tardía (Mix Variedades Floración Tardía), sin perjuicio de la identificación varietal en el seno de cada grupo.

Clasificación que próximamente será ilustrada con la edición de un nuevo Póster de Variedades.

Patrocinador Premium

Logo de Agromillora

Patrocinadores

Logo de Azud
Logo de Bio Crisara
Logo de Fertinagro Biotech
Logo de Topavi

Colaboradores

Logo de Bioterra-Profuse
Logo de Daymsa
Logo de Irritec
© - 2020 - Aviso Legal - Protección de datos - Política de cookies