22/09/2021 - 23/09/2021

La innovación es la clave para mejorar la eficiencia y la rentabilidad

VIII Congreso 'El Futuro del Cereal'

"A no ser por un fallo muy grande de la demanda, esta campaña continuaremos con precios sostenidos"

Entrevista a Mercedes Ruiz, directora de Aestivum

Alejandro de Vega15/09/2021

Aproximadamente hace 12 meses comenzó una escalada alcista de los precios de las materias primas agrarias en los mercados internacionales que cambió por completo el escenario en el que se venían moviendo las cotizaciones del cereal en los últimos años. De la mano de una de las mayores expertas en este sector en España, analizamos la vigencia de este movimiento de cara a los próximos meses y los principales factores que están detrás de esta vorágine compradora en los mercados.

foto

¿Qué fuerza tiene esta tendencia del mercado de cereal iniciada en 2020 y cómo se prevé que evolucione durante la campaña de comercialización 21/22?

Tras varios años de cosechas abundantes e inventarios finales holgados, a principios de agosto de 2020, la cosecha de maíz de EE UU, principal productor y exportador mundial, se vio mermada más de lo previsto tras la Tormenta Derecho. Esto, aunado a las compras de China, que se convierte en un importante importador de maíz mundial por sorpresa tras recuperarse de la peste porcina africana (es un importador habitual de habas de soja) y a las grandes inyecciones de dinero por parte del Gobierno de EE UU y de la UE, hacen que los fondos de inversión compren con fuerza materias primas, lo que lleva a una fuerte subida de los precios del maíz que podemos ver en nuestros precios españoles (ver Gráfico 1), y nos deja en unos precios no vistos desde el 2013.

Tras una cosecha mala de trigo en la UE la campaña pasada y de maíz también en Ucrania y en Brasil este verano, y con el retraso por las lluvias en la cosecha de trigo en el oeste de Europa, comenzamos esta campaña 21/22 con unos inventarios iniciales muy mermados, tanto de maíz a nivel mundial, como de trigo europeo y de cereal español, y con una demanda que no deja de crecer a pesar del COVID-19. Esto hace que necesitemos de varios años seguidos de cosechas muy buenas para reponer inventarios, por lo que vemos que esta campaña continuaremos, a menos que haya algún fallo muy grande de la demanda, con precios sostenidos.

foto
Gráfico 1. Percentiles de precios maíz salida almacén Tarragona (eur/tm) 2013-2021.

¿Cómo está soportando la demanda en España la subida acumulada de los precios del cereal y qué cambios estructurales se estarían produciendo en la cadena de comercialización del grano en nuestro país?

Este año ha habido muchas diferencias entre los que se habían posicionado con compras o ventas a largo plazo (hace más de un año se pudo comprar todo el maíz 2021 en el entorno de 175 eur/tm en puerto) y los que han ido acompañando la subida (hoy vale alrededor de 265 eur/tm en el puerto). Y no sólo ha sido un tema de las alzas, si no de la gran volatilidad en el mercado, que dificulta tremendamente operar en él y trae opacidad a los precios. Yo creo que uno de los mayores retos ha sido poder impactar el incremento de precios entre el transformador (harinero, fabricantes de bollería, fabricantes de pienso, integradores de carne) y la distribución que compra a largo plazo y está tardando mucho más en asumir la subida, que al final también nos tendrá que llegar a los consumidores.

También pienso que ha llevado a muchos de los eslabones de la cadena de comercialización a operar con más cautela y a plantearse su forma de trabajar. Ha habido un esfuerzo importante y generalizado por tener mayor información sobre lo que ocurre en el mercado internacional y en conocer y utilizar las herramientas de cobertura para poder así gestionar el riesgo, algo que apoyamos desde empresas como Aestivum. También se ve alguna consolidación de la comercialización en algunas zonas a través de cooperativas grandes, y de acuerdos a más largo plazo con la industria.

foto

Actualmente, ¿cuáles son los factores que están pesando más en la evolución del mercado de cereales?

Ahora mismo la falta de disponibilidad de mercancías como por ejemplo trigos de calidad harinera a nivel mundial, ha supuesto una subida muy importante de sus precios (unos 50 usd/tm) durante el verano. En la UE, a pesar de las buenas expectativas de producción, las lluvias durante la recolección que han hecho que se degraden las calidades, y Rusia, ha recortado su cosecha significativamente en el último reporte del USDA (Departamento de Agricultura de EE UU), de agosto, en 12,5 Mt hasta 72,5 Mt y con un arancel flotante que trae incertidumbre a los vendedores y provoca retención. A esto hay que añadirle la sequía y el calor extremo en la zona Norte de EE UU y Canadá, que ha traído unas cosechas muy malas de trigos de alta proteína y casi un 40% más baja de trigo duro en Canadá que es el principal exportador mundial (con la consiguiente explosión en los precios de trigo duro). Habrá mucha menos disponibilidad de trigo para exportar en estos países, y la UE toma un papel muy relevante como segundo exportador de trigo mundial detrás de la antigua URSS, lo que sostiene los precios de trigo en la UE. Por contra tendremos mucha más disponibilidad de trigo pienso este año, que tendrá que encontrar su lugar.

También hemos visto un recorte muy importante de la cosecha de maíz brasileño, en 87 Mt según el USDA, el segundo exportador mundial, lo que pone más presión aún en la necesidad de una buena cosecha en EE UU para poder sustituir parte de esas exportaciones de Brasil y a la vez reponer esos inventarios tan bajos con los que acaban la campaña (un 7,4% contra el uso o menos de un mes- ver Gráfico 2), en Brasil, y en Ucrania, con expectativas todavía de una cosecha récord de 39 Mt para abastecer las importaciones europeas y españolas (recordemos que Ucrania supone dos tercios de nuestras importaciones).

A nivel global, tras la experiencia del año pasado en el que se vendieron precios que quedaron baratos después, se ha dado una mucha mayor retención de las mercancías este año. Ha habido también un incremento sustancial de los fletes marítimos que, desde el Mar Negro hasta el mediterráneo español, han duplicado su precio, con un transporte por carretera que se ve tensionado, pero ni mucho menos a estos niveles.

La demanda por otra parte sigue fuerte, y además sin creerse del todo la subida de precios, y con dificultad para defender sus márgenes, lo que la hace ir comprando a corto plazo y a su vez ir ratificando estos nuevos precios altos de la campaña.

foto
Gráfico 2. Inventarios finales e inventarios contra el uso del maíz en los EEUU (Mt).

¿Es previsible que el nivel actual de demanda de cereales por parte de China vaya decreciendo en los próximos meses? ¿Qué efecto tendría sobre el mercado un brusco descenso de sus importaciones de grano?

Esta es una de las cuestiones más candentes en este momento, con China retrasada en sus embarques de maíz y comprando pequeñas cantidades de habas de soja. Tienen ya comprometidas importantes cantidades de maíz (se estiman 14 ó 15 Mt entre EE UU y Ucrania) para esta campaña que iniciamos, pero últimamente su ausencia con compras fuertes en el mercado hace temer que puedan darse cancelaciones o que no se lleguen a los niveles previstos. Hay que tener en cuenta que China compró el año pasado por tres motivos: para cumplir con la Primera Fase del Acuerdo Comercial con EE UU, para reponer sus inventarios de seguridad de cereal y tras la recuperación de su cabaña porcina al ir superando la peste porcina africana. Con unos inventarios ya más repuestos, y algo más de producción de maíz, hay disparidad de opiniones sobre cuánto pueden importar, con estimaciones que varían según las diferentes fuentes. Por ejemplo el CIC (Consejo Internacional de Cereales) prevé que importarán 16,5 Mt de maíz y el USDA habla de 26 Mt. Dada la poca transparencia que hay en la información de China, es una incógnita muy difícil de resolver.

Lo que sí que sabemos es que la demanda China no sólo es importante a nivel numérico, sino como señal alcista que alimenta el interés de entrada de los fondos de inversión comprando un determinado producto. Las cancelaciones o bajada brusca de las importaciones podrían traer una señal de demanda más débil, y la desinversión de los fondos con la consecuente caída, de magnitud mayor que lo que realmente representa una bajada de demanda de 10 Mt de maíz en una demanda global de 1.170 Mt.

"Al venir un ciclo de cosechas contenidas y una demanda fuerte, la subida de las materias primas ha atraído mucho capital especulativo, lo que a su vez ha magnificado las subidas de los precios"

¿Qué está pasando con los fondos de inversión y qué peso tienen realmente en la formación del precio de los cereales? En un mercado alcista, ¿la especulación puede favorecer los intereses de los agricultores?

Las inyecciones de grandes cantidades de dinero por parte de los Gobiernos de EE UU y UE para reactivar la economía tras el COVID-19, ha dado incluso a los pequeños inversores la oportunidad de invertir en materias primas, que se han convertido en valores refugio. Al venir un ciclo de cosechas contenidas y una demanda fuerte, la subida de las materias primas ha atraído mucho capital especulativo, lo que a su vez ha magnificado las subidas de los precios.

Estas compras por parte de los fondos pueden hacer subir los precios de materias primas, lo que favorece a los agricultores, pero las alzas continuadas sin material fundamental que añada “fuego” a los mercados (menos oferta, más demanda) son difíciles de sostener en el tiempo, y las tomas de beneficios de los fondos, o ausencia de noticias pueden provocar bajadas y hacer los mercados volátiles y complicados de operar.

foto

Respecto a otros países, ¿existe una menor correlación entre lo que sucede en los mercados internacionales y el precio que se fija por el grano en España? Si es así, ¿a qué factores se debe?

Cada vez está más demostrada la conexión y la dependencia del mercado español del internacional, como importadores que siempre somos de cereales y oleaginosas. Esto ha quedado especialmente patente en la campaña 20/21, en la que a pesar de tener una cosecha super récord de cereal en España, cifrada por algunos en más de 27 Mt, se ha visto una enorme subida de precios a lo largo del año, en línea con el mercado internacional, a pesar de haber necesitado importar 6 Mt menos que en la anterior.

Lo que sí que vemos muchas veces es un cereal español algo descontado respecto al reemplazo de importación, dada la gran cantidad de vendedores e intermediarios que encontramos en España, que presionan el mercado, y la falta de referencias de precios transparentes y al día en algunas zonas.

¿Cuál es el balance en términos generales de la cosecha de cereal en España y cuál es el clima de mercado que se puede esperar para los próximos meses?

Este año volvemos a tener una cosecha de cereal excelente por encima de los promedios de los últimos años, entorno a los 24 Mt (9,5 Mt de cebada, 6,8 Mt de trigo blando, 0,7 Mt de duro y 3,8 Mt de maíz). Sin embargo, la firmeza en los mercados internacionales, los bajos inventarios de cereal español con los que comenzamos la campaña, el retraso en las cosechas de trigo y cebada en Francia que cerró la campaña sin oferta de cereales para España y la menor disponibilidad de maíz brasileño durante el verano, ha provocado una campaña que arranca con precios altos y los sube tras el fuerte recorte de la cosecha de trigos a nivel mundial. Pensamos que estos precios continuarán sostenidos, con algunas bajadas estacionales, que serán más bien correcciones puntuales a la baja, y que necesitaremos alguna noticia muy fuerte (ausencia de demanda China, recorte significativo de la demanda de biocombustibles, parada de las inyecciones de dinero por los Gobiernos) para que caigan de forma importante.

¿Qué efecto tendrá sobre el mercado el aumento estimado en la cosecha de trigo de la Unión Europea?

A pesar de que la cosecha europea se ha recuperado después de la bajada de la campaña pasada, de nuevo, con unos precios que fomentaron las siembras al máximo (un 7% más de superficie según la consultora Stratégie Grains), y una producción de 18 Mt más que el año pasado (contando el Reino Unido), hemos de tener en cuenta los problemas de calidad en los trigos del oeste de Europa, sobre todo en Francia, con lluvias antes y durante la cosecha. El pasado 1 de septiembre el Ministerio de Agricultura francés publicó en sus primeros datos oficiales, todavía provisionales, que tan sólo un 39% de sus trigos blandos tienen más de 76 kg/hl de peso específico (mínimo para calificar como trigo panificable de la bolsa Euronext o Matif). También hay muchos trigos germinados en algunas zonas que no cumplen los parámetros de índice caída o hagberg. Por lo tanto, más de la mitad de los trigos franceses se consideran trigos pienso, lo que supone más de 20 Mt (sobre 36 Mt), cuando lo habitual son 5 ó 6 Mt.

Esto junto con las complicaciones de las calidades de los trigos de alta proteína en Canadá y EE UU, que han recortado su cosecha de forma drástica para estos trigos de 15-16% de proteína, esenciales para algunos tipos de harinas, y ha supuesto que se revalorice el precio de la proteína, y que los trigos de calidades panificables, que como comentamos, también fallan en la UE, pasen a ser muy apreciados. La bajada de producción, como vemos en la Tabla 1, en los principales exportadores de trigo mundial, trae más demanda para la UE, y la ausencia de ofertas agresivas de trigo ruso y la falta de calidades en Francia, pone en una tremenda tensión a los trigos panificables. Por otra parte, habrá un excedente de trigo pienso que tendrá que encontrar su lugar.

foto
Tabla 1. Cambio de producción de trigo de 2020/21 a 2021/22 (Mt)

"Es muy difícil reemplazar la comunicación directa en un mercado que todavía se basa mucho en la confianza entre los diferentes participantes y con operaciones que pueden tener muchas peculiaridades"

Los mercados de futuros y la venta anticipada de las cosechas, ¿es factible que se generalicen como herramientas de gestión en las explotaciones cerealistas españolas y europeas a medio plazo?

Yo a los mercados de futuros añadiría las opciones o “seguros de precio”, como concepto también a valorar en la gestión del riesgo de precios en cereales y oleaginosas. Estos mercados, aunque todavía utilizados por un porcentaje limitado de empresas en nuestra cadena de valor, cada vez despiertan más interés entre los participantes del mercado español, sobre todo para asegurar tendencias. También las ventas a largo plazo, con la entrada de algunas multinacionales en el mercado nacional de cereales y la consolidación de algunas empresas, y cuando los precios son suficientemente interesantes, se van contemplando en más ocasiones.

Son formatos de venta que cada vez interesan más, sobre todo cuando hay que competir con un mercado de importación para el que ya tenemos precios de todo el 2022, e incluso 2023, y con fabricantes grandes dispuestos a considerar este tipo de ofertas.

foto

¿La digitalización de la agricultura puede deparar nuevas oportunidades para mejorar la eficiencia en la compra-venta de cereales?

La digitalización de la agricultura ha sido clave en la optimización de los cultivos, y en nuestra parte que contempla más el lado comercial, en cuanto a la transferencia de información y manejo de datos. Hoy en día es fácil y rápido que cualquier persona esté informada de lo que pasa en las bolsas y en los mercados. También las transacciones en el mercado de futuros se pueden hacer con agilidad a través de plataformas digitales.

Sin embargo, y es algo que llevo viendo desde hace más de 20 años que estoy en el sector, es muy difícil reemplazar la comunicación directa en un mercado que todavía se basa mucho en la confianza entre los diferentes participantes y con operaciones que pueden tener muchas peculiaridades. Sea por teléfono, e-mail o Whatsapp, la gente quiere conocer la opinión del otro antes de hacer una transacción de futuros o saber el detalle de esa venta de cebada que está exactamente en ese almacén y que no es para mi lo mismo que si está en el otro, o me gusta más el servicio que me da alguien y por ello pago un poquito más. Afortunadamente, en mi opinión, creo que eso será muy difícil de sustituir por cualquier máquina o robot.

Para concluir, ¿qué potencial tiene la comercialización de cereales ecológicos? ¿Es un nicho de mercado al que los agricultores deberían prestar una mayor atención de cara al futuro?

El ecológico es un mercado que tiene potencial, pero dentro de una dimensión limitada, como mercado nicho por ahora en España. Todavía los consumidores aquí vamos rezagados respecto a Europa, y lo consideramos un producto premium y caro, sólo para gente concienciada y con un cierto poder adquisitivo, por lo que una parte importante del cereal ecológico que se cultiva va a la exportación. La buena noticia, según la consultora Nielsen, es que el COVID-19 ha hecho que más gente apueste por una alimentación más saludable y que la alimentación bio gane adeptos (facturando un 17% más de octubre 2019 a septiembre 2020 que en los doce meses anteriores), aunque todavía sólo supone un 1% del volumen del gran consumo. Datos más recientes de junio de 2021 de Ecovalia (Asociación Profesional Española de la Producción Ecológica), sólo teniendo en cuenta el período de COVID-19, hablan que gastamos un 35% más en productos ecológicos.

La subida tan fuerte del precio del cereal convencional hace que haya disminuido el sobreprecio del ecológico, lo que esperamos que aún incentive más su consumo.

foto

Patrocinadores Premium

Logo de Anove (Geslive)
Logo de BASF Española
Logo de Corteva
Logo de Limagrain Ibérica
Logo de Yara Iberian

Patrocinadores

Logo de Fertiberia

Colaboradores

Logo de AESTIVUM
Logo de GENVCE
Logo de Ragt Ibérica

Secretaría técnica y diseño

Logo de Sáviat Brands

Promotores

Logo de Agropal Grupo Alimentario
Logo de Tierras Agricultura
Patrocinadores Premium:
Logo de Anove (Geslive)Anove (Geslive)
Logo de BASF EspañolaBASF Española
Logo de CortevaCorteva
Logo de Limagrain IbéricaLimagrain Ibérica
Logo de Yara IberianYara Iberian